Guerreros celtas

1. introducción.

” Ah, por Tutatis, alcanzamos la gloria! Durante mucho tiempo gobernamos grandes terrenos de Europa, incluyendo las actuales Francia y Gran Bretaña. Fuimos temidos y respetados por germanos, íberos, griegos, romanos… Sin embargo, acabamos cayendo. La desunión existente entre nosotros fue nuestro mayor enemigo. No supimos ver que, de continuar con nuestros enfrentamientos, caeríamos frente a los extranjeros. Al final, fuimos derrotados por generales como Julio Cesar. Pero, a pesar de esto, los guerreros celtas entramos en la Historia”.

2. Descripción.

Los guerreros celtas siempre han sido consideradas como tropas aguerridas y brutales, capaces de luchar con graves heridas en su cuerpo. Sin embargo, suspendían las batallas cuando se producían cambios en el clima: nevadas, lluvias o tormentas eran capaces de hacer que estos guerreros huyeran del campo de batalla ante enemigos a los que estaban derrotando. Aun así, podrían haber sobrevivido de no ser por la desunión existente entre ellos. Una desunión de la que se aprovecharon, entre otros, Anibal o Julio Cesar, enemigos que les acabaron derrotando en su propio terreno.

2.1 Armamento.

El armamento celta era un equipo personalizado para cada guerrero, y este lo formaban:

– Una lanza de 2 metros de largo, robusta pero lo suficientemente ligera como para que la pudieran lanzar varios metros.

– Una larga espada de hoja ancha y dos filos. Esta espada se diseñaba con el propósito de cortar y de dar golpes terribles con el filo, lo que hacía que la hoja fuera muy fuerte, pero totalmente inútil en distancias muy cortas, donde lo que primaba era apuñalar al enemigo al que estaban abrazados.

– El escudo era de roble, ancho y con forma de hexágono alargado, lo que hacía que el cuerpo del guerrero estuviera bien protegido frente a las flechas enemigas.

-En cuanto a su armadura, esta se reducía a un casco de hierro con adornos tales como alas o pequeños cuernos. Muchos guerreros luchaban desnudos o solo con un calzón para evitar que los fragmentos de ropa se les metieran en las heridas, ademas de que lo consideraban indigno de un guerrero.

3. Tácticas de combate.

En relación a sus tácticas de combate, ademas de la guerra de guerrillas (que les fue muy útil en Inglaterra, Gales y Escocia) los celtas nunca usaron tácticas de ningún tipo. Se lanzaban sobre el enemigo sin guardar formación alguna, gritando como locos y arrancándose flechas de las heridas. Esto causaba una gran conmoción entre sus enemigos.

Esta entrada fue publicada en Edad Antigua. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s